viernes, 10 de diciembre de 2010

La escultura de Ludmila









Estando en Paris en Octubre de 2010 me fui a la Gard du Nord para saber cuánto cuesta llegar de París a Londres en el Eurotunel que atraviesa el Canal de la Mancha. La cola estaba llena de gente tan pero tan común, que me daba envidia ver quiénes estarían en un rato en Londres…y yo no. Vestidos de jeans, con zapatillas sucias, mochilas raídas …¡ Caray, cualquiera puede ir a Londres! Definitivamente, el jet set viaja en sus propios jets, nada de trenes .Yo ya me volvía a Buenos Aires, luego de un congreso en París. Y no podía abordar ese tren y estar en un par de horas en Londres por temas presupuestarios y de tiempo. Asi supe que me quedaría con las ganas de cruzar en Tren el Canal de la Mancha. Y supe que cuanto antes lo reserves por internet, más barato cuesta el cruce: unos 70 euros contra los 110 ( ida y vuelta) del billete sacado a último momento. La estación Gard du Nord es una de las más bellas de Europa. Y me quedé prendada de la escultura de bronce bruñido que domina la terraza central de la estación, exactamente frente a las oficinas de Eurotunel, balconeando todo desde arriba, imposible de no ver.
Me acerqué para saber quien había hecho esto y vi la placa que hablaba de Ludmilla Tchérina. Ludmila había hecho una figura humana un tanto dalinesca, con un huevo entre las manos, como un bebé, rodeada de arcos como meridanos que la protegen.
Intrigada por esta escultora con obra en posición tan privilegiada, llegué a casa y la googleé. Imaginé, no se por qué, que se trataría de una rubia campesina rusa de trenzas largas de una dacha en el campo siberiano, que había ganado un premio de nuevos talentos en Moscú , y que había recibido emocionada la noticia de que su escultura se exhibiría en la remodelada estación parisina.
Nada más lejos de la verdad. En verdad, este sitio de distinción se lo dieron como premio a la trayectoria a una polifacética dama de la high society ruso - francesa llamada Ludmila Tcherina, que se llamaba en verdad Monique Tchemerzine. Esta morocha camaleónica que imitaba tan bien a Marilyn Monroe como a Audrey Hepburn y a Mata Hari, nació en Paris en 1924 y murió en 2004. Era hija de la francesa Stéphane Finette y del general ruso y Principe de Kabardian, Avenir Tchemerzine (Shamyrze), que escapó de San Petersburgo ante la llegada de los nazis . Bailarina y actriz cinematográfica francesa, estudió con Bianca D'Alessandri y Olga Preobrajenska. Debutó con tan sólo ocho años. Durante la ocupación de París por las tropas alemanas, marchó con su madre al sur de Francia. Fue solista de la Ópera de Marsella (1940) y bailarina étoile de los Ballets de Monte Carlo (1942), ciudad esta última donde la descubrió Sergei Lifar, junto al cual regresó a París para el estrenar de Romeo y Julieta (1942).
Fue el coreógrafo quien cambió el nombre original de la bailarina por el de Ludmila Tcherina, y quien la puso bajo el patronazgo de la condesa Pastré, gracias a la cual se organizó una gala en la Salle Pleyel de París, en la que estrenó Mephisto Valse (1945), de Lifar, y Tcherina bailó junto a Youly Algaroff y Edmond Audran, con quien se casó poco después. Estrenó Madame La Lune (1946) de Audran, en otra gala parisina. Bailó también con el Nouveau Ballet de Monte Carlo y Les Ballets des Champs-Elysées.
Tras la muerte accidental de su marido Edmond Audran (1946-1951), Tcherina se retiró durante unos años de los escenarios. Regresó a l'Opéra de París para el estreno de Le Martyre de Saint-Sébastien (1957) de Lifar. Su segundo marido fue el industrial Raymond Roi, quien fundó para ella los Ballets de Ludmila Tcherina, con los que colaboró Jean Renoir. En esta compañía estrenó L'Atlantide (1957) y Feu aux Poudres (1959) de Paul Goubé.
Su faceta cinematográfica contempla títulos como Las Zapatillas Rojas (1948) y Cuentos de Hoffmann (1951), filmes ambos de Michael Powell, el último de los cuales le mereció, además, un Oscar de la Academia por su interpretación, que fue seguido por otros diversos premios cinematográficos. Otras películas suyas son la española Parsifal (1952), y la italiana Espartaco. Fue amiga personal de Grace Kelly, de Salvador Dalí y de la realeza europea con quienes se encontraba en soirées y cocktails de enorme distinción: la crème de la crème estaba ahí.
Ludmila era tan millonaria como culta y refinada . En los ´80 se puso a escribir novelas y publicó L'Amour au Miroir (1973) y La Femme a L'Envers (1986). También se dedicó a pintar y a esculpir, e hizo la obra “Europe à Coeur”, que en 1991 fue elegida por las Naciones Unidas como símbolo de la Unión Europea y esté exhibida en el Parlamento Europeo. In 1994 ella hizo “Europa Operanda”, instalada en la terminal del Eurotunnnel en la Gard du Nord en Paris, que es la obra que yo vi, la que les mencioné.
Se casó con Raymond Roi in 1953 y fue condecorada con la Legión de Honor en 1980.Una mujer bella, talentosa y exitosa, con una vida esplendora. Murió en 2004 a los 79, y yace en el cementerio de Montmartre, Paris. Y después de todos esos fatos, reconocimientos y logros, en Francia hoy nadie sabe quién es , ni quien hizo esa imagen cuidando un huevo de bronce bruñido que ve partir todos los trenes que van hacia el norte. Sic transit gloria mundi.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel

Natàlia Anglès dijo...

yo si que la recuerdo y me ascina en Kundry de Daniel Mangrané.

Natàlia Anglès dijo...

Yo si la recuerdo como Kundry en el Parsifal de Daniel Mangrané y que decir mas pues me fascina.

Natàlia Anglès dijo...

;;;;))