lunes, 19 de enero de 2009

Errores garrafales de protagonistas de películas



De tanto ver películas, ya sabemos al toque cuales son las cosas que ponen en aprietos al bueno, llevan al muere a la buena, y hay que evitar hacer para que el malo no esté refregándose las manos, victorioso…

-Jamás entraría a un bar de borrachos en la ruta del Lejano Oeste sola con minifalda y con un portafolio de donde sobresalen los billetes .

-Nunca le confesaría burlonamente que le metí los cuernos a un hombre celoso, furioso y armado.

-No perdería tiempo cerrando con llave una puertita de madera cuando me corre un tipo con un hacha o una sierra eléctrica.

-Tendría cuidado de no patear latas si me estoy escondiendo en un sótano o garage .

-Sospecharía de cualquiera que fume habanos haciendo anillos de humo.

-No le contaría al malo toda la historia de cómo se la verdad de lo que pasó, mientras lo apunto con un arma en mi mano temblorosa.

-No le dejaria decir unas últimas palabras o una última voluntad a ningún villano antes de ajusticiarlo.

-Nunca creería que es cierto lo que me dice un villano para provocarme, por ejemplo “ tu abuelita te espera con una torta en la punta del muelle de Santa Monica”

-Si escucho ruidos raros afuera de noche, no saldría en camisón y descalza a ver que pasa en el parque .

-Si me esta persiguiendo una banda de mafiosos, no volvería a mi casa ni dejaría todas las puertas y ventanas abiertas. Mucho menos mandaría a mi rubio hijo de seis años a comprar pan, para distraerlo del peligro que corremos .

-Si voy a invadir la mansión del villano para buscar evidencias, llevaría churrascos en los bolsillos para entretener a su jauría de dobermans.

-Si estoy escondida y escucho un disparo, no saldría de mi escondite a ver a quien mataron.

-Si estoy sangrando, limpiaría el rastro de mis gotas de sangre con la lengua y me haría un torniquete en la herida

-Nunca le diría a un malo malisimo “ Te juro que apenas pueda, te mataré” .
-Si un malvado se pone a explicarme por qué me va a matar, mientras habla lo bajaría de un jarronazo chino en la cabeza.

-No me asustaría de ninguna araña ni cucaracha, y menos cuando estoy escondida en un ropero porque un intruso me quiere atacar.

-No revelaría a nadie donde tengo escondidos los millones. Y menos , al barman. Seguramente el barman es un mafioso con micrófono en el cuello.

-Llevaría montones de monedas para hacer no una sola ultima llamada de ayuda por teléfono público pidiendo socorro a mi único amigo, sino que podria llamara toda mi familia, al abogado, a periodistas y fiscales.

-No subiría a un auto sin chequear que no haya un tipo armado en el asiento de atrás .

-Los empleados de m empresa tendrían uniformes termosellados de modo tal que nadie puedas desmayarlos , sacarse la ropa y disfrazarse de ellos.

-Si mando a un grupo de expertos a cumplir una complicada misión y fracasan, no los citaría para decirles que son unos inútiles incompetentes y los mandaría nuevamente a cumplir la misma misión dificilísima .

-En los planos de mi mansión inexpugnable pondría como que el panel de control esta donde están realmente las cloacas y como que el puesto de seguridad está donde en verdad está el panel de control.

-Todos mis cajones con material confidencial tendrían trampas para ratones.

-Tendría solo amigos millonarios incapaces de traicionarme por dinero.

-Nunca construiría un solo aparato nuclear importantísimo que vale millones de dólares Tendría un repuesto de eso .

-Siempre usaría chaleco antibalas y seduciría al enemigo para chafarle el suyo .

-Nunca dejaría que un amigo de buen corazón se quede a vigilar al enemigo, le pregunte si tiene hambre, le traiga un sándwich , y para que pueda comerlo , le quite las esposas “ pero solo por un minuto, ¿ eh? ”

-Me bañaría y peinaría al salir de donde mi enemigo me tenia capturada, así la gente estaría más predispuesta a ayudarme y no a encerrarme en un loquero.

-Una vez que encierre al villano, también encerraría a su mono, loro , o mascota fiel que pueda desatarle el nudo o alcanzarle las llaves para liberarlo.

-Jamás me escaparía yendo hacia la terraza de un edificio si no sé que vienen los buenos con un helicoptero a rescatarme .

-En medio de un tiroteo, me tiraria al piso y me haría el muerto, en lugar de escaparme desarmado rengueando por una escalera de incendios mientras me corren de a seis .

Si alguien cae , no volvería atrás a rescatarlo .

-Cuando el villano me dice “ Ja, te atrape, y estas sola, nadie podrá ayudarte! “ jamás le diria “ te equivocas, no estoy sola, esta viniendo la policía a atraparte, idiota ”.

-Si sospecho que mi socio me esta entregando o estafando, lo borraría del mapa sin tanta cháchara moralista de “ jamás hubiera pensado eso de ti, bla, bla, bla ”

-Nunca le digas al villano en su casa “Todos sabrán de esto que has hecho, te denunciaré a la policía, maldito ” .

-Cuando estoy en la ruta, ni aunque me este cayendo de sueño dormiría en un castillo abandonado o en un hotel de mala muerte que presagia cosas espantosas. Y muchos menos si quien me atiende me mira con malicia, sonríe perversamente y me dice “Con que…está sola” .

-Si encuentro a alguien en mi habitación ocultando algo a sus espaldas con actitud sospechosa, le pregunto que haces y me dice “ nada, nada” NO le creería .

-Le salvaría la vida alguien poderoso o con alguna habilidad en algún momento para que me deba una en mi mayor momento de riesgo , jamás le perdonaría la vida a alguien probadamente cruel y ladino que ya mató a tres y me dice “ No mataré a nadie más” .

-Jamás dejaría una prueba valiosa sobre un escritorio para ir a ver qué es ese extraño ruido en el pasillo…porque cuando entro , vería que la prueba valiosa desapareció del escritorio .

-Si atiendo una llamada siniestra amenizando mi vida, no pondré llave a la puerta, sino que huiré de la casa y buscaré ayuda.

-Nunca lucharé con el malo en el borde de un precipicio, ni en una cornisa en un décimo piso, ni sobra una grúa de construcción a unos 20 pisos de altura .

-Nunca diría“tráiganmelo vivo”. …¡ le estoy dando la posibilidad descapar!

-Si puse veneno en la copa del enemigo y durante la cena no se cual es la copa del veneno, moriré de sed antes de tomar de la copa equivocada.

-Nunca le creeré al villano que me llama diciendo que estuvo pensando que el camino del mal es muy estresante y que decidió ser bueno y honesto, y que ya no luchará contra mí porque quiere ser bueno y espiritual.

6 comentarios:

Mercedes dijo...

Hola, Ana:
En primer lugar, darte las gracias por "prestarme" ese dibujo tuyo de los paseos por el alambre; me hizo mucha ilusión.
Acabo de pasear por tu blog y me gusta mucho. Eres ingeniosa y sabes sacar juguillo a las cosas.
Me ha gustado mucho este post; vaya imaginación y trabajito que te has tomado para mostrarnos una originalidad increible.
Un abrazo muy fuerte.
Mercedes.

Ana von Rebeur dijo...

No hay de qué,Mercedes...y gracias por tus alentadoras palabras!
Ana

Pito dijo...

Ana....

Aca va un sincericidio... ME GUSTA TODA TU OBRA!!!

Y lo que publicas en este realmente merece ser leído. Muy interesante.

Saludos

Anónimo dijo...

Ana
Me encantan tu blog
Cuando vas a estar en la Feria del Libro 2009?
Sil

Seba Ozdoba dijo...

Muy bueno pero muy bueno.

lizzita60@yahoo.com.ar dijo...

Lo más original que leí hoy! :-)